Transferencia de Ácido Desoxirribonucleico -ADN- de la víctima al sospechoso

headeradn

 

La investigación puede interpretarse como un proceso que a través de la aplicación del método científico, busca obtener información relevante, significativa, informativa, objetiva, vinculante, fidedigna e imparcial, para interpretar, entender, verificar, corregir o aplicar el propio conocimiento. Dentro de las investigaciones criminales existen varias herramientas las cuales se utilizan para orientar, conocer y establecer la presencia de personas en una escena del crimen.

Sin duda, las ciencias forenses integran este aspecto, con el auxilio de las ciencias específicas se individualizan personas, por ejemplo, casos donde hay presencia de huellas dactilares a través de lofoscopía, muestras biológicas a través de genética e incluso de forma no perenne como un manuscrito a través de grafotecnia.

En casos de transferencia cuando se trabaja con indicios biológicos en los laboratorios de serología y genética del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala –INACIF-, se analizan muestras de sangre, semen, saliva u otras células para la correlación de víctima-sospechoso-escena de crimen; esto se aplica a asesinatos, homicidios, femicidios y otros delitos (Guillen, 2013 ; Guzmán, 2000).

De acuerdo al principio de intercambio de Locard, siempre que dos objetos entran en contacto transfieren e incorporan material entre sí. En los casos de violación sexual, este principio podría aplicarse. Sin embargo, en el ámbito de la investigación de delitos sexuales, generalmente el enfoque de las solicitudes y peritajes científicos va dirigido a detectar la presencia de los fluidos biológicos transferidos del agresor a la víctima, razón por la cual se toman hisopados de las distintas regiones anatómicas de la misma, y además se recolectan otros indicios como prendas, sábanas o cualquier otra superficie en donde pudiera haberse transferido fluidos del agresor (Carreras, Salanova & Hernández, 2009).

Se describe un caso en el que destaca el trabajo de los investigadores, los peritos y de todo el personal involucrado en la resolución del mismo, se logró vincular científicamente a través de la transferencia de ADN, (de los agresores a la víctima y viceversa) a cuatro personas sindicadas de cometer los delitos de violación y asesinato, logrando así INACIF cumplir su misión de aportar los análisis científicos al sistema de justicia brindando herramientas para la resolución de hechos delictivos.


photolabo

DESCRIPCIÓN DEL CASO:
Los indicios recolectados durante la necropsia, fueron analizados en el Laboratorio de Serología del INACIF, realizando las pruebas de Brentamina para detectar la presencia de fosfatasa ácida, inmunocromatografía para determinar si existía proteína seminal P-30 y observación de espermatozoides mediante la técnica de árbol de navidad con microscopia ocular. Los resultados obtenidos durante dichos análisis se muestran en la tabla No. 1 (García, 2012).
table1adn

Los resultados descritos muestran que se detectó presencia de fluido seminal en los hisopados vaginales, anales y orales de la víctima. En las prendas de vestir recolectadas de la víctima no se detectó fluido seminal ni se observaron espermatozoides.

Al momento de la captura de dos de las cuatro personas sospechosas de atacar a la víctima, se les requirió la entrega de la ropa que vestían. Entre las prendas decomisadas se encontraban dos pantalones, dos cinchos, dos playeras, un sudadero, una camisa, un par de zapatos y dos calzoncillos tipo bóxer.

Estos últimos fueron individualizados al momento de su incautación, de acuerdo al nombre del sospechoso al cual pertenecían y el número de Documento Personal de Identificación –DPI-; estos datos fueron consignados en la cadena de custodia. Cabe destacar que también se les decomisó a uno de los sospechosos, una prenda interior femenina y un cuchillo.

Las prendas recolectadas y el cuchillo fueron analizados en el laboratorio de serología detectándose sangre humana en una playera, un pantalón un cincho, un cuchillo, una camisa y un sudadero, mediante las pruebas de fenolftaleína y Hematrace®. También se realizaron los análisis correspondientes para determinar la presencia de semen

y/o espermatozoides en las prendas mencionadas, determinándose la presencia de fluido seminal y espermatozoides en una de las playeras recolectadas, así como en los dos calzoncillos bóxer (Cox, 1991 ; Li 2008).

Posteriormente durante la investigación se tiene la captura de un tercer sospechoso. A solicitud de la autoridad competente se realizó la diligencia de toma de muestra de sangre fijada en papel FTA, a tres de los cuatro sospechosos de haber violado y asesinado a la víctima.

Los indicios de los cuales se obtuvo un resultado positivo para sangre, semen y/o espermatozoides fueron trasladados al laboratorio de genética para ser comparados con las muestras de ADN tomadas a los tres sospechosos. Por lo que se realizó el cotejo genético entre los indicios indubitados de sospechosos No. 1, No. 2 y No.3, la victima y los indicios recolectados en la escena y durante la necropsia.

La tabla No. 2 muestra los resultados más importantes obtenidos durante el cotejo de los perfiles genéticos de referencia de los tres sospechosos y la víctima, con los indicios que fueron recolectados durante la necropsia y en la escena del crimen.

 table2adn


DISCUSIÓN
La tabla No. 2 pone de manifiesto el triángulo escena del crimen-víctima-victimario, que es el punto central en las investigaciones criminalísticas. Se encontró ADN de la víctima en las prendas que fueron decomisadas a los sospechosos de haber cometido el crimen y en el cuchillo que se presumía fue utilizado para causarle las heridas observadas en la necropsia y que ocasionaron la muerte a la víctima. Adicionalmente, se obtuvo el perfil genético de la víctima a partir de muestras registradas en hisopos, los cuales fueron tomados en la escena del crimen (Paul, 2014).En los hisopos con frotis vaginal fue obtenido el perfil genético de un cuarto agresor (sospechoso No. 4), de quien no se contaba con muestra de referencia en el momento del análisis genético para realizar el cotejo, sin embargo, este hallazgo concuerda con el testimonio recopilado por el ente investigador de testigos, quienes indicaron que cuatro personas participaron en el crimen.En los hisopos orales y la blusa de la víctima se encontró un perfil genético coincidente con el perfil genético del Sospechoso No. 3, lo que lo vincula directamente con la víctima y proporciona una herramienta contundente al sistema de justicia. Este escenario es el comúnmente investigado en la mayoría de escenas del crimen asociadas a violaciones sexuales, la transferencia de fluidos del sospechoso a la víctima.La particularidad notable en el presente caso, es la transferencia de ADN de la víctima a las prendas de vestir de los sospechosos, específicamente los calzoncillos tipo bóxer de los Sospechosos No. 1 y 2, a través de fluido vaginal y las células que este pudiera contener, ya que no se observaban manchas de sangre en las prendas mencionadas.Es de enmarcar la acción de las autoridades que realizaron la captura de los sospechosos No. 1 y No.2, las personas que realizaron la investigación y de los peritos que participaron en los análisis respectivos, debido a que no es común la práctica de recolectar la ropa interior del sospechoso en casos de violaciones sexuales. Sin embargo, en este caso, dicha acción permitió vincular a los sospechosos mencionados a través del ADN de la víctima encontrado en la ropa interior de los mismos, quienes no habían sido vinculados por la transferencia de fluidos seminales a la víctima (Butler, 2005 ; Guzmán 2009).

Como ya fue mencionado, al momento de ser analizados los calzoncillos tipo bóxer no presentaban manchas de sangre, solamente se detectó la presencia de semen y espermatozoides, por lo que podría presumirse que el ADN de la víctima, probablemente provenía principalmente

células epiteliales transferidas de la víctima a los victimarios durante la violación sexual.

Este hecho hace que pueda considerarse un nuevo factor al momento de realizar las investigaciones de violaciones sexuales, y pone de manifiesto la importancia de recolectar la ropa interior o la toma de muestra a través de hisopados en el área genital del agresor, si este es capturado poco después o al momento de haber cometido el delito, ya que puede representar una fuente de transferencia de ADN víctima-victimario.

Aún más importante será en el caso de violaciones sexuales a víctimas menores de edad, donde la fricción junto con la tracción y la posibilidad de transferencia de células epiteliales y sangre serán mayores que en el caso de víctimas de mayor edad. Puede explicarse por la fisiología de los cuerpos de las menores de edad, especialmente de las más jóvenes, no están preparados para sostener una relación sexual, por lo que son más propensos a lesiones anales, vaginales o incluso trastornos inflamatorios de los órganos genitales femeninos, anorgasmia, vaginismo, dispareunia, dolores pélvicos crónicos, menopausia temprana por citar algunos (Butler, 2005 ; Silva & Widoycovich, 2011 ; García & Solares, 2014).

A través de las ciencias de la serología y genética forense podemos obtener información que pone de manifiesto la participación de los hechos de estas personas en el crimen perpetuado. Este caso ha tenido una relevancia para la formulación de los planteamientos en los objetivos de los cotejos genéticos; de igual manera el saber la presencia de cada rastro biológico encontrado ayuda a visualizar la secuencia de los hechos o a individualizar la participación.

Se puede concluir que los tipos de pruebas periciales mencionadas en este artículo son vitales para esclarecer la verdad de los hechos. De igual manera, se debe hacer mención de la importancia del investigador criminal especialmente en la formulación de hipótesis de trabajo y seguimiento del plan investigativo criminal.graph1adn


micros
M.A. Marco Antonio García Jiménez
Químico Biólogo
Universidad de San Carlos de Guatemala,
Número de Colegiado: 3945
Maestría en Ciencias Criminalísticas, Universidad Mariano Gálvez Especialización en Biología Molecular y Genética, Instituto de Investigación de Enfermedades Genéticas y Metabólicas / Universidad de San Carlos de Guatemala
magarciaj@inacif.gob.gt
M.A. Estuardo Solares Reyes
Bioquímico y Microbiólogo
Universidad del Valle de Guatemala
Número de Colegiado: 3230
Maestría en Ciencias Criminalísticas, Universidad Mariano Gálvez esolares@inacif.gob.gt
BIBLIOGRAFÍA
Butler, J. M. (2005). Forensic DNA Typing. Biology, Technology, And Genetics of STR markers. Second Edition. Elsevier. U.S.A. Pp. 647
Carreras, J., Salanova, J. & Hernández, F. (2009) El misterio continúa. Casos y crímenes sin resolver en la Región de Murcia. 1ra Edición. Universidad de Murcia, España. Pp. 5
Cox, M (1991). A Study of the Sensitive and Specificity for Four Presumptive Tests for Blood. J. Forensic Sci.; 36(5): Pp. 1503-1511
García M. (2012). Asociación de resultados obtenidos en análisis para la detección de semen y espermatozoides y la obtención de perfiles genéticos de sospechosos de violación sexual. Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia. Universidad de San Carlos de Guatemala. Tesis de Grado. Pp. 71
García M. & Solares E. (2014) Violación Sexual de menores: Detección de semen y/o espermatozoides en indicios analizados por INACIF en el primer trimestre del año del 2013. Revista Con la Ciencia a la Verdad. Primera edición. Guatemala. Pp. 30-37
Guillen, L. (2013) La Investigación Criminal en el Sistema Acusatorio. Universidad Nacional Autónoma de México -UNAM-. Primera edición. México D.F. Pp. 81
Guzmán, C. (2009) Manual de Criminalística, Ediciones La Roca. Talcahuano 467 (C 1013 AAI) Buenos Aires – Argentina. ISBN: 950-9714-93-3.
Li, R. (2008). Forensic Biology. CRC Press Taylor and Francis group. United States of America. Pp. 430
Paul, J. (2014) Manejo de los Indicios en la Escena del Crimen. Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. Universidad Rafael Landívar. Tesis de Grado. Pp. 173
Salazar, J. & Antuñano J. (s.f.) Federal Aviation Regulation. Medical Facts for Pilots. Alcohol and Flying A Deadly Combination. Aerospace Medical Institute Aeromedical Education Division AAM-400, P.O. Box 25082 Oklahoma City, OK 73125
Silva, C. & Widoycovich, M. (2011) GUÍA CLÍNICA. Atención de Niños, Niñas y Adolescentes Menores de 15 años, Víctimas de Abuso Sexual. Ministerio de Salud Chile. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF. Chile. Pp. 69

2 Comments

  • JORGE AGUIRRE LARIOS 30/07/2016 Responder

    !Excelente publicación!. Tengo una duda, ¿que tanto fluido seminal se necesita en las prendas de vestir del sospechoso, para obtener el perfil genético de la victima en un caso de violación?

  • Walter Menchú 29/05/2017 Responder

    Muy interesante la sección de publicaciones. Me leí casi todas. Deberían continuar publicando. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *