Aplicación del Programa M-FISys®:

HeaderMf

APLICACIÓN DEL
PROGRAMA M-FISys®:

VIOLACIONES SEXUALES EN SERIE

 

La violación y agresión sexual son delitos tipificados por la Ley, de las cuales hay pocos estudios sobre agresores sexuales en serie. En Guatemala, los casos de violadores sexuales se han detectado por la combinación de evidencias de tipo testimonial y científico. La implementación de nuevas tecnologías ha hecho posible la detección de nuevos patrones de violadores sexuales en serie, como lo es el programa Mass Fatality Identification System (M-FISys®).

La aplicación de este programa, las distintas variables que maneja como tal y los análisis realizados por el laboratorio de genética del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala, permitieron la determinación de dos grupos de violadores en serie en los departamentos de Chimaltenango y Quiché.

La violación y agresión sexual son delitos tipificados por la Ley Contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas dentro del marco de “violencia sexual”. La Violación se define como: “Quién, con violencia física o psicológica, tenga acceso carnal vía vaginal, anal o bucal con otra persona, o le introduzca cualquier parte del cuerpo u objetos, por cualquiera de las vías señaladas, u obligue a otra persona a introducírselos a sí misma…” (Copia textual).

La agresión sexual se define como “Quién con violencia física o psicológica realice actos con fines sexuales o eróticos a otra persona, al agresor o a sí mismo siempre que no constituya delito de violación…” (Copia textual).

Según estadísticas reportadas por el INACIF, desde el año 2008 hasta septiembre del año 2014, se han realizado 31,832 evaluaciones clínicas relacionadas con los delitos de violencia sexual (Gráfica No.1). Sin embargo se desconoce la cantidad de casos que no son denunciados ante el Ministerio Público y que por consiguiente no se genera una evaluación clínica.

Se tiene conocimiento que la mayoría de delitos sexuales ocurren dentro de la familia o en el ámbito cercano a la víctima, y un bajo porcentaje de estos casos han sido cometidos por agresores ajenos a la víctima, en donde las motivaciones de los agresores están basadas por estimulaciones psicológicas.

Un estudio realizado por Lisak y Miller en el 2002, demostró que muchos de los agresores sexuales tienen una fuerte motivación psicológica alimentada por deseos de control y dominación de sus víctimas, se encontró que los agresores sexuales tienden a cometer una agresión sexual en repetidas ocasiones, inclusive aquellos que estuvieron bajo tratamiento psicológico.


En Latinoamérica hay pocos estudios sobre agresores sexuales en serie; en Costa Rica entre los años 1998 y 1999 se detectó la presencia de un violador en serie, el cual luego de su captura indicó que luego de haber realizado la primera violación a una mujer, sus deseos y sentimientos por cometer este tipo de actos incrementaron .

En Guatemala el primer violador y asesino en serie identificado fue José María Miculax Bux, alias “Miculax”, autor de más de catorce violaciones y asesinatos de niños varones, fue condenado a muerte y ejecutado en 1946. Recientemente se han conocido otros casos como el caso de Tránsito Enrique López Pérez, condenado a 200 años de prisión por la violación de cerca de once mujeres y el famoso caso de los violadores de la Calzada Roosevelt, en el cual se condenó a 106 años de prisión a Javier González González por su participación en la violación de alrededor de siete mujeres.

El presente artículo refleja la aplicación de tecnología bioinformática y análisis de ADN para la identificación de nuevos patrones en casos de violadores sexuales en serie, comparando perfiles genéticos de diversos casos.

Dentro de los programas bioinformáticos más recientes en el ámbito de la genética forense a nivel mundial se encuentra el programa Mass Fatality Identification System, M-FISys®, el cual es una herramienta importante en el Laboratorio de Genética del INACIF desde el año 2011. Este programa fue diseñado por la corporación GeneCodes Forensics, Inc., luego de los ataques terroristas del 11 septiembre del año 2001 en Nueva York, Estados Unidos de América.

Esta herramienta fue diseñada con el objetivo de mejorar el proceso de identificación de víctimas en desastres masivos comparando automáticamente una gran cantidad de perfiles genéticos de muestras de referencia de familiares con muestras de personas desaparecidas para la identificación de los mismos. Sin embargo, su habilidad de comparar perfiles genéticos también es de gran utilidad en el ámbito de la criminalística, en donde una comparación de una gran cantidad de perfiles genéticos se torna humanamente imposible.

PROCEDIMIENTOS Y MÉTODOS

Dentro del programa M-FISys® existen las siguientes bases de datos:

Criminalística: agrupa los perfiles genéticos obtenidos en los casos donde ocurre transferencia de ADN, por ejemplo violaciones, homicidios, entre otros.

Graphmf1
Identificación: agrupa los perfiles genéticos en los casos donde se tiene por objeto realizar comparaciones entre personas no identificadas por otros medios no genéticos y sus respectivos familiares.PROKIDS: agrupa los perfiles genéticos en los casos de menores desaparecidos y casos de trata de personas enmarcados dentro del programa internacional DNA PROKIDS.Filiaciones: agrupa todos los perfiles genéticos relacionados a casos de paternidades civiles y penales.Al realizar búsqueda de coincidencias en la base de datos de criminalística, el programa M-FISys® agrupa los perfiles genéticos coincidentes en un conglomerado en el cual se detalla la información concerniente a las muestras que lo componen.El procedimiento consistió en a importar los perfiles genéticos de los casos de transferencias a partir del año 2011 a la base de datos Criminalística dentro del programa M-FISys®. Posteriormente se realizó una revisión de coincidencias en la cual se identificaron dos diferentes conglomerados que poseían un perfil genético masculino en común. Esto permitió que los resultados mostraran dos grupos de violadores sexuales, los cuales se explican a continuación.Luego de haber determinado las coincidencias, se procedió a revisar los expedientes y dictámenes periciales de los análisis genéticos involucrados para corroborar las coincidencias.


RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Se determinó dos grupos de coincidencias dentro de la base de datos Criminalística los cuales se detallan a continuación.

group1

Compuesto primordialmente por la coincidencia de un perfil genético masculino desconocido en 13 indicios distintos tomados a siete víctimas, de las cuales seis se encontraban asociadas previamente en el mismo caso. El programa M-FISys® ayudó a identificar a la víctima 7 dentro del mismo grupo de casos, constituyendo así una nueva coincidencia.

A continuación se describe en la tabla No. 1 y gráfica No. 2, los detalles obtenidos por medio de análisis genéticos asociados al grupo de víctimas dentro de este grupo de coincidencias.

table1mf

graph2mf

En la tabla No. 1 se puede observar que se obtuvo el perfil genético de cinco individuos distintos, de los cuales el individuo C fue el perfil identificado por el programa M-FISys® como una coincidencia.

Luego de revisar los expedientes se corroboró que el perfil genético del individuo C se encontraba presente en los indicios de todas las víctimas relacionadas al grupo. Adicionalmente por análisis genéticos, fueron detectados otros cuatro individuos en indicios de algunas víctimas en este grupo.

Sin embargo, según expediente y como se puede observar en la gráfica No. 2, la cantidad de individuos participantes en el hecho no concuerda con los hallazgos genéticos. Esto sugiere que algunos de estos individuos probablemente no participaron durante la violación de las víctimas o no dejaron rastros de material genético detectable.


group2

Compuesto por la coincidencia de un perfil genético masculino desconocido en 11 indicios tomados a cinco víctimas, de las cuales cuatro se encontraban asociadas previamente dentro en el mismo caso. El programa M-FISys® ayudó a identificar a la víctima 5 dentro del mismo grupo de casos, constituyendo así una nueva coincidencia.

A continuación se describe en la tabla No. 2 y gráfica No. 3, los detalles obtenidos por medio de análisis genéticos asociados al grupo de víctimas dentro de este grupo de coincidencias.

table2mf

graph3mf

En la tabla anterior se puede observar que se obtuvo el perfil genético de tres individuos distintos, de los cuales el individuo 1 fue el perfil identificado por el programa M-FISys® como una coincidencia.

Luego de revisar los expedientes se corroboró que el perfil genético del individuo 1 se encontraba presente en los indicios de todas las víctimas relacionadas al grupo. Por medio de análisis genéticos fueron detectados otros dos individuos en indicios de algunas víctimas en este grupo.

Sin embargo, según expediente y como se puede observar en la gráfica No. 3, la cantidad de individuos participantes en el hecho no concuerda con los hallazgos genéticos, por lo que algunos de estos individuos probablemente no participaron durante la violación de las víctimas o no dejaron rastros de material genético detectable.

En este grupo de casos se observa que primordialmente el individuo 1 es el agresor sexual de alrededor de cinco individuos que participan en los hechos, según expediente.

Es importante destacar que ambos grupos de coincidencias fueron detectados en los departamentos de Chimaltenango y Quiché respectivamente.

Según la gráfica No. 3, ambos departamentos presentan un total del 3% de las evaluaciones clínicas por delitos sexuales realizadas por el INACIF desde el año 2008 hasta septiembre del año 2014. Estos datos son consistentes con lo reportado por la Fundación Sobrevivientes hasta el año 2011, la cual considera estos departamentos como lugares con baja recurrencia en casos de delitos sexuales.

porcen

Hay que tomar en cuenta que en este artículo únicamente se describe la información asociada al grupo de coincidencias detectadas por el programa M-FISys® de los casos  analizados por el Laboratorio de Genética con solicitud por autoridad competente. Probablemente existan más víctimas asociadas a las agresiones sexuales en serie descritas, considerando tanto los casos no analizados por el laboratorio, como el  subregistro de casos.

CONCLUSIONES

  1. La base de datos de Criminalística dentro del programa M-FISys® es una herramienta importante en la identificación de grupos de violación en serie debido a que simplifica la determinación e identificación de perfiles genéticos coincidentes.
  2. Se determinaron dos violadores sexuales en serie identificados como individuo C e individuo 1 a través de la utilización del programa M-FISys®.
  3. Se identificó la operación de dos grupos de violadores en serie (grupo 1 y 2) en los departamentos de Chimaltenango y Quiché en donde había reportado la presencia de este tipo de grupos, y con bajos porcentajes de delitos sexuales.
  4. El grupo 1 se conformó por la coincidencia de un perfil genético masculino -individuo C- identificado en 13 indicios tomados a 7 víctimas.
  5. El grupo 2 se conformó por la coincidencia de un perfil genético masculino -individuo 1- identificado en 11 indicios tomados a 5 víctimas.

 

M.A. Nancy Rebeca Say Rodríguez
Bioquímica y Microbióloga, Universidad del Valle de Guatemala
Número de colegiada 3422
Maestría en Ciencias Criminalísticas, Universidad Mariano Gálvez de Guatemala
nsay@inacif.gob.gt

M.A. María de Lourdes Monzón Pineda
Bioquímica y Microbióloga, Universidad del Valle de Guatemala
Número de colegiada 3330
Maestría en Ciencias Criminalísticas, Universidad Mariano Gálvez de Guatemala
mmonzon@inacif.gob.gt

BIBLIOGRAFÍA

Cash, H. & M. Hennessey. (2004) Human Identification Software for Missing Persons, Scalable for a Mass Fatality Incident: Building on Lessons Learned Over, the Course of a Major Disaster Victim Identification Project. Promega 15th Symposium on Human Identification. October, Pp. 21
García, M. (2001) Un violador sexual en serie, El Sr. Z. Medicina Legal Costa Rica. C.A. Vol. 18 (2)
Fundación Sobrevivientes. (2011) Incidencia en el abordaje de la incidencia de la violencia sexual en Guatemala. Comunicación Integrada. Pp. 28
Lisak, D. & P. Miller. (2002) Repeat rape and multiple offending among undetected rapists. Violence and Victims. Vo. 17 (1). Pp. 73-84
President´s DNA Initiative. (2001) Recommendations of the Kinship and Data Analysis Panel (KADAP) to the Office of the Chief Medical Examiner of New York City During the World Trade Center DNA Identification Effort. U.S.A. Pp. 79-85
Villagrán, P & E. Palma. (2011) Perfil psicológico de un pederasta: El caso de José María Miculax Bux. Universidad de San Carlos de Guatemala
Centro de Investigaciones en Psicología. Pp. 138

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *